Cuando mencionamos liderazgo rápidamente pensamos en que una de las actividades más representativas es la toma de decisiones. Sin dudas esto es cierto, ya que los líderes invierten mucho tiempo en tomar la iniciativa, gestionar, convocar, promover, incentivar, motivar y evaluar un proyecto, para lograrlo en equipo de forma eficaz y eficiente.

Sin embargo, tomar decisiones no es tarea sencilla, ¿cómo sabemos que estamos listos para decidir correctamente? Si bien cada líder le imprime un toque personal, existen varias teorías acerca del proceso y forma de tomar decisiones que en general establecen algunos pasos básicos para el proceso de decisión:

 

  1. Identificar la situación y/o problema y analizarlo: ¿qué está sucediendo? ¿por qué está ocurriendo u ocurrió esto?
  2. Pensar y analizar alternativas: ¿qué curso de acción debemos adoptar?
  3. Elegir una opción analizando problemas potenciales: ¿qué nos espera más adelante? ¡que implicancias puede tener?

Como bien sabemos, las decisiones están ligadas del presente al futuro y no siempre surgen por la presencia de un problema previo. Muchas decisiones a veces implican solo aspectos de mejora a implementar. De ahí que un líder requiera ser también visionario. Ser visionario y buen tomador de decisiones no será lo único que lleve a ser exitoso a un líder, pero si podemos esperar que este tipo de líder tendrá muchas más posibilidades de lograr las metas que se propone.

Por último es importante entender que los líderes no actúan solos. Tomar decisiones implica que su equipo también participe en el proceso de decidir. Un buen líder comprende la importancia que tiene el hacerlos participes del proceso de análisis, evaluación y generación de alternativas, porque esto le  permitirá elaborar una propuesta con mayores beneficios, y de ese modo el líder finalmente logrará tomar una mejor decisión.

Volviendo al principio, tomar decisiones es entonces un ejercicio de liderazgo. Por eso se dice que quien quiere ser líder deberá aceptarse de forma natural la acción de decidir.

En Kmp asesoramos “lideres” para encaminar sus decisiones, y así a su equipo, hacia el crecimiento estratégico de la organización.