La tercerización es una tendencia que está creciendo cada vez más a nivel empresarial porque ayuda a reducir costos, flexibilizar áreas de la empresa y centrarse en las funciones estratégicas para el negocio.

La tercerización es dejar en manos de terceros especializados aquellas actividades que son complementarias al “core” de la empresa y que mayormente están relacionadas con procesos burocráticos.

En este sentido, la liquidación de sueldos es un claro ejemplo donde las empresas delegan en profesionales especializados (Area de Payroll), sea en forma parcial o total, el proceso que culmina con el pago de haberes a los empleados.

Especialmente valorada por aquellas empresas que no cuentan con un área de Recursos Humanos o que simplemente no tienen los recursos necesarios para destinarlos a esta tarea, tercerizar la liquidación de sueldos les permite tener la seguridad de contar con un proceso de liquidación realizado correctamente, apoyándose en el conocimiento de profesionales especializados en el tema, reduciendo el riesgo de conflictos que se pueden originar por equivocaciones en la liquidación de salarios y tener con la asistencia adecuada a la hora de tomar decisiones importantes en esta materia.

Es por eso que muchos expertos en tercerización coincidimos en que este tipo de servicios beneficia a las empresas en:

  • Reducción de costos, ahorro de tiempo y espacio físico.
  • Contar con un staff de profesionales especializados, cuyo principal objetivo es convertirse en colaboradores eficaces de las empresas que asesoran.
  • Menores riesgos laborales.
  • Menores conflictos internos con el personal.
  • Optimización de estructuras.
  • Protección de la confidencialidad: Mayor precisión, seguridad y confiabilidad a través de un Software de Gestión adecuado.

En KMP somos especialistas en liquidación de sueldos de empresas de diferentes rubros y tamaños (desde PyMEs hasta multinacionales), brindando un adecuado asesoramiento, aplicando metodología de trabajo y sistemas probados en nóminas de grandes volúmenes y de alta complejidad.

Porque entendemos que “la tercerización comienza a ser una regla para generar crecimiento en el negocio”, es que sabemos lo importante que es para la empresa que la liquidación de sueldos esté en manos de expertos, con la seguridad de un servicio profesional, confiable, oportuno y confidencial.