Cuando hablamos de aprendizaje en las PyMEs solemos relacionarlo con la capacidad de incorporar conocimientos a través de cursos o capacitaciones, sin embargo el aprendizaje también puede adquirirse en las situaciones cotidianas, donde el bagaje de conocimientos, experiencias, emociones y actitudes de cada persona con quienes nos relacionamos en el negocio ayudan a mejorar nuestro aprendizaje.

Aunque claro está, que para que realmente se conviertan en situaciones de aprendizaje, es necesario que tengas una actitud abierta y estés dispuesto a escuchar, reflexionar y a mejorar si hace falta.

Situaciones de aprendizaje:
1. Reclamo de clientes. Un cliente disconforme que se expresa ofrece siempre una oportunidad para mejorar; aun si el reclamo no es fundamentado puede mostrar un problema en el trato, la atención o la propuesta de valor. Responder con confianza y aceptar responsabilidades es clave. Tené en cuenta también, que la mayoría de los clientes insatisfechos no se queja en forma directa, pero es probable que exprese su disconformidad boca a boca o en redes sociales.
2. Errores. ¿Calculaste mal el stock? ¿No tuviste en cuenta el pago de algún impuesto? ¿Entregaste el producto equivocado a un cliente? No desperdicies tu tiempo en enojos y frustraciones. Primero, ocupate de la solución y luego sacá lecciones para evitar los mismos errores en el futuro.
3. Pedido especial de un cliente o reclamos. Un trabajo a medida, un cliente con necesidades especiales o un requerimiento no tradicional pueden sacarte de tu modelo de eficiencia, pero abrirte las puertas a nuevas ideas y percepciones de tu negocio.
4. Reuniones con proveedores, competidores o expertos. Si tenés la oportunidad de conversar con gente que hace mucho está en la industria, aprovechá para nutrirte de sus experiencias y conocimientos. Valorá, sobre todo, las perspectivas diferentes que puede darles una formación en otras disciplinas o pertenecer a otra generación. Te ofrecerá además la posibilidad de salir de la operación cotidiana para pensar o repensar el negocio: ¿quiénes somos? ¿qué hacemos? ¿en qué nos diferenciamos de la competencia?
5. Dificultades en el manejo de personal. En una organización pequeña cada persona cuenta. Aprovechá el bagaje de conocimientos, experiencias, emociones y actitudes de cada empleado para perfeccionarte como directivo. Y si deben partir, asegurate de aprender de lo que sucedió y a evitar los errores más comunes en la selección de tu próximo personal. El personal de la empresa es una fuente infinita de situaciones diarias previstas e imprevistas para cualquier directivo o responsable, pero también es una importante fuente de aprendizaje sobre personas trabajando en equipo.

Y vos, ¿Qué aprendiste recientemente en tu negocio?…En Kmp ayudamos, acompañamos y asesoramos a las empresas en la gestión del cambio y en el camino de aprender de sus experiencias, ¡Contacte con nosotros!

Adaptado: Buenos Negocios