El Ministerio de Industria de la Nación formalizó la nueva reglamentación del Régimen de Promoción de Industria del Software. A partir del 28 de febrero comienza a estar operativa tanto la reinscripción de las empresas que ya se encontraban inscriptas bajo la ley anterior como así también la inscripción para aquellas empresas que no se encontraban dentro del régimen. Es una muy buena noticia que genera entusiasmo y certidumbre para este sector en auge.

Cabe destacar que la normativa establece un plazo de 90 días hábiles para la reinscripción de las empresas actuales si es que quieren extender sus beneficios hasta el 2019.
Las empresas que apliquen al Registro de Productores de Software y Servicios Informáticos gozarán de estabilidad fiscal, percibirán un bono de crédito fiscal aplicable a la cancelación de impuestos nacionales, y podrán efectuar una desgravación sobre el Impuesto a las Ganancias.

En líneas generales, el nuevo régimen introduce algunas modificaciones, entre las que se destacan:

  • Están alcanzadas exclusivamente las personas jurídicas.
  • El bono de crédito fiscal originado en contribuciones patronales permite la cancelación del Impuesto a las Ganancias, en igual proporción a las exportaciones promovidas declaradas.
  • En materia fiscal, los beneficiarios no son pasibles de retenciones.
  • El beneficio sobre el Impuesto a las Ganancias puede aplicarse sólo sobre actividades promovidas, tanto de fuente argentina como de fuente extranjera.
  • Aquellas empresas que al momento de su inscripción se encuentren en proceso de certificación para la obtención de alguna norma de calidad, tendrán un plazo de tres (3) años para acreditar dicha certificación, contado desde el momento de su inscripción.