Ya sea para quien recién comienza con su empresa o quien esté listo para expandirla, la esencia del éxito consistirá en saber planificarse.

Aunque a veces no seamos conscientes, la planificación es esencial para cualquier empresa porque ayuda a trazar un rumbo para el logro de sus objetivos, haciendo que el camino sea lo más productivo y ameno posible para los equipos de trabajo.

Planificar, implica anticipar los resultados que la empresa desea alcanzar y determinar las medidas necesarias para llegar al destino deseado. Ser realistas con las metas que nos propongamos, es una de las claves más importantes, además de tener en cuenta el contexto en el cuál interactúa la organización, como así también los tiempos, las habilidades y las especificidades de las personas que conforman nuestros equipos de trabajo.

Iniciar el proceso de planificación con un diagnóstico adecuado (revisión de los procesos actuales dentro de la organización) es el eje central para poder identificar claramente lo que es necesario mejorar operativa y estratégicamente. Para llevarlo adelante es necesario que, quienes lo realicen, puedan tener una mirada abierta, objetiva y autocritica sobre el modo en que se realizan las tareas dentro de la organización. Esta actitud nos permitirá responder certeramente ¿qué aspectos debemos mejorar?, ¿qué pretendemos lograr? ya sea en términos tangibles (crecimiento financiero o en cantidad de clientes, por ejemplo) o intangibles (mejorar la calidad del servicio, la comunicación, la interacción dentro del equipo de trabajo, etc.).

Planificar, entonces, no implica sólo determinar objetivos aislados, es importante ser autocritico y tener ganas de cambiar y/o mejora los procesos, estar abiertos a escuchar nuevas propuestas y tener en cuenta cuáles son nuestras mejores cualidades para afianzar, con los recursos que tenemos y en el contexto que nos rodea.

En Kmp trabajamos para ayudar a las empresas a lograr el éxito de sus planificaciones. Consulte por nuestros servicios de Diagnóstico Organizacional.

Autor: Noelia Maizel.