La resolución 32/2016 de la Secretaría de Comercio, que se publicó en el Boletín Oficial, rehabilitó el régimen de Courier y de envíos postales, suspendido a comienzos de 2014 para evitar la fuga de dólares. Es así, que el nuevo régimen que habilita que las compras en sitios del exteriorlleguen a domicilio, se encuentra en vigencia desde del viernes 26 de agosto.

La AFIP ya adaptó su web para que los futuros compradores realicen los trámites previos y posteriores a la compra de productos para uso o consumo personal, y así recibir los envíos desde el exterior en la puerta de su casa.

Es necesario tener CUIT/CUIL y clave fiscal con nivel de seguridad 3 con los datos biométricos aceptados, el registro de la firma, la foto y la huella dactilar.

Los productos que se compren pueden llegar al país a través del Correo Argentino (método oficial) en forma ilimitada o por Courier privado, con hasta cinco envíos por año. Para cada caso, los trámites que hay que hacer en la web del organismo son distintos:

  • Si usted opta por el servicio puerta a puerta del Correo Argentino: tras la compra,  debe ingresar en la página el tracking ID, una combinación de letras y números que representa el seguimiento del envío. Este dato es proporcionado por el correo. Así, se declara tanto el valor como la descripción de lo que se adquirió. Cuando se valida este registro, se genera el Volante Electrónico de Pago (VEP), que es necesario para pagar los impuestos. En este caso, el gravamen es del 50% del valor de la mercadería (se encuentra todavía vigente la franquicia de 25 dólares anual, que permitirá ante una compra menor a este monto no abonar este impuesto y ante una compra superior, se podrá deducir del total dicha cifra, pagando sobre el excedente).

Para que la compra se reciba a domicilio, debe pesar hasta 2 kilogramos y costar menos de 200 dólares. Si se superan estos límites, deberá ir a buscar el paquete a la sucursal.

  • Si usted opta por Courier:el correo privado, se encargará de hacer la declaración de los envíos y la descripción del producto ante la AFIP, por lo cual no lo debe hacer el comprador. Estas empresas también tienen a su cargo el pago de los impuestos correspondientes. Este tipo de envío podrá ser utilizado hasta cinco veces por año y por persona, con límites de hasta 50 kilogramos y un importe inferior o igual a 1.000 dólares. En este caso, se impone el límite de hasta tres unidades de la misma especie.

No importa si el envío se hace por Correo Argentino o por servicio privado, en ambas modalidades deberá avisarse a la AFIP a través de la web que llegó el producto al domicilio, dentro de los 30 días corridos.

En caso de que tengas dudas de cómo proceder con tus compras en el exterior desde Kmp podemos asesorarte, no dudes en consultarnos.