Muchas veces el cambio de una organización no sólo deviene de un planteo interno de los miembros de la empresa, dicho impulso también se debe a una necesidad demarcada por la coyuntura socio cultural y las nuevas tendencias de trabajo.

En esta nota te mostramos algunas de las nuevas tendencias laborales que se entrometen en nuestros espacios de trabajo, te invitamos a conocerlas y adoptarlas (de a poco) para que tu negocio siga creciendo.

·         Alta tecnología hasta en los trabajos más simples

La invasión de la tecnología ha cambiado para siempre la forma de realizar la mayor parte de los trabajos. En las empresas, no sólo se requiere de implementar una mayor capacitación de todos los trabajadores (aún de quienes realizan tareas relativamente simples -porque hasta las máquinas de producción usan sistemas computarizados), sino que la tecnología ha generado cambios cualitativos de los espacios de trabajo. Los nuevos dispositivos tecnológicos como celulares, internet, computadoras personales, mail, teleconferencias, chat y una variedad de tecnologías de información y comunicación han provocado una fusión de nuestra vida personal con la laboral. Por un lado, estamos comunicados constantemente con nuestro entorno y nuestros momentos de ocio dentro de la oficina, y por otro, nos permite resolver temas laborales en ámbitos externos a la oficina (cuando mandamos un mail, un Whatsapp o solicitamos una información en Internet)

 

·         ¿Cumplir horarios u Objetivos?

Cualquiera que haya trabajado alguna vez, o haya tenido empleados a su cargo, seguro que le ha dedicado algún que otro tiempo a pensar y/o debatir sobre  las ventajas y desventajas de cumplir horarios fijos o responder a objetivos sin restricciones de horarios. Y es que uno de los cambios más importantes que ha generado la intervención de la tecnología, ha sido la posibilidad de incorporar personas que no requieren estar presentes en el mismo espacio físico para completar las tareas y trabajar cumpliendo objetivos, dando lugar a nuevas formas de trabajo: sumar a los equipos de trabajo a personas de otras localidades, trabajar desde el hogar, desarrollar profesiones freelance o reuniones virtuales con equipos, entre otras opciones. Si bien para algunas PyMES esto implica la posibilidad de expandirse con baja inversión (creando redes con otros emprendedores o tercerizando tareas, por ejemplo) e incluso con menores espacios de oficina (con trabajadores conectados en forma remota), aún muchos empresarios suelen considerar que no controlar la presencia u horarios de los trabajadores propicia que algunos no cumplan con la cantidad de trabajo (horas) que se le están pagando, o que se aprovechen de la situación y que luego se generen las diferencias entre quienes más trabajan y los que otros que trabajan menos.

 

·         Ambiente de trabajo saludable

Estos cambios estructurales que hemos mencionado, sumado a esta articulación entre la vida privada y al ámbito laboral han generado que los ambientes de trabajo se flexibilicen. Las nuevas tendencias en Recursos Humanos hacen hincapié en la importancia de fomentar la flexibilidad, evitando relaciones laborales rígidas y fortaleciendo un buen clima laboral, generar espacios y momentos de trabajo distendidos también es parte de fomentar un cambio en la cultura de la empresa. Entre algunas de las nuevas prácticas se destacan: el incentivo en la buena comunicación entre el equipo y en los superiores de la empresa, la importancia de un lugar físico cómodo y saludable (luminoso, espacioso), la organización de actividades recreativas, espacios para celebrar cumpleaños, aniversarios, desayunos en equipo, estimular la innovación y la creatividad, entre otras.

 

Y vos ¿qué nuevas tendencias laborales visualizas e incorporas en tu empresa?