La reglamentación del Impuesto a las Ganancias sobre la renta financiera prevé que las personas humanas que hayan obtenido rentas durante el año pasado deberán presentar la declaración jurada del Impuesto en junio próximo.

Esta obligación deberá ser cumplida por sujetos que hasta este momento no estaban inscriptas en el impuesto, como ser el caso de los empleados en relación de dependencia, jubilados y pensionados, empleados públicos e incluso los monotributistas.

Al momento de presentar la declaración jurada del Impuesto a las Ganancias, los contribuyentes están obligados de declarar sus bienes al 1 de enero y al 31 de diciembre de 2018, tales como inmuebles, rodados, embarcaciones, depósitos bancarios, hipotecas cedidas…

En KMP podemos analizar tu situación ¡Anticípate!