La Ley de Economía del Conocimiento sigue avanzando con nuevas modificaciones que aún deberán ser aprobadas. Aquí te contamos las novedades.

En principio, no se verán afectadas las micro y pequeñas empresas que gozarán de una reducción del 60% en el impuesto a las ganancias, en cambio medianas y grandes podrán descontar del impuesto solo el 40% y 20% respectivamente. Los beneficiados deben mostrar que las actividades promocionadas representan hasta el 70% de su facturación de su último año.

Otro de los cambios fundamentales, es el referido a contribuciones patronales, el texto que obtuvo dictamen promueve que los beneficiarios de la presente ley podrán convertir en un bono de crédito fiscal intransferible hasta el 70% de las contribuciones patronales que hayan efectivamente pagado con destino a los sistemas y subsistemas de la Seguridad Social, respecto de los empleados debidamente registrados afectados a actividades promovidas, pudiendo utilizarlos por el lapso de 24 meses (prorrogable por 12 meses con causa fundada) en el pago de impuestos nacionales, con exclusión del impuesto a las ganancias.

En cuanto I+D, los gastos deberán participar al menos del 1% para las microempresas, 2% para pequeñas y medianas y 3% para las grandes, de la facturación total de la empresa en el último año.

Por último, cabe destacar que el requisito de exportaciones se mantendría como fue redactada en el proyecto anterior, exigiendo, el 13% para grandes empresas, el 10% para medianas y el 4% para micro y pequeñas.

La Ley está nuevamente en marcha, más allá del camino que aún queda recorrer. Por eso si tenes dudas no dejes de consultarnos.