Conocé cuales son las bases del trabajo en equipo:

Complementariedad:

Un equipo funciona cuando cada miembro es especialista en un área concreta. Es enriquecedor para el equipo que sus integrantes tengan capacidades y aptitudes diversas y heterogéneas.

Coordinación:

Para esto es fundamental conocer cuáles son los objetivos comunes e individuales. Todo grupo de trabajo debe tener un líder que encabece la empresa y coordine la puesta en marcha del proyecto.

Comunicación:

Es importante que exista un emisor empático, un mensaje claro y un receptor que escuche activamente para poder coordinar las distintas actuaciones individuales y ninguna actuación aislada conduzca al fracaso.

Confianza:

Para poder desarrollar el resto de “C”, la confianza es fundamental, ya que en base a esta se construyen las demás. Debemos confiar primero en nosotros mismos, confiar en cada integrante del equipo y además confiar en el logro de nuestras metas grupales.

Compromiso:

Cada miembro del equipo debe aportar lo mejor de sí mismo y poner todo su esfuerzo en llevar el proyecto hacia adelante.