Durante el mes próximo vence el plazo para que los representantes declaren los datos sobre las transacciones del último cuatrimestre del año

Fuente I – Profesional

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) ya tiene todo listo para profundizar los controles sobre las transacciones realizadas entre empresas pertenecientes a un mismo grupo económico.

Durante el mes próximo, los representantes de las firmas del exterior radicadas en el país deberán presentar la información correspondiente a las transacciones celebradas durante el último cuatrimestre del año.

Por lo tanto, una vez vencido dicho plazo, las autoridades fiscales contarán con las herramientas para controlar de cerca los movimientos entre entidades vinculadas.

En este escenario, el organismo a cargo de Ricardo Echegaray apunta a potenciar el cruce de datos y direccionar las inspecciones de manera precisa.

Esto es así dado que suele suceder que el representante del exterior omite informar la operación, por ejemplo, de constitución de un fideicomiso o la compra de un bien. Sin embargo, los datos llegan al organismo recaudador, a través del escribano o del banco que participa de la operatoria.

El sistema por dentro
El régimen de información, que se encuentra regulado por la resolución general (AFIP) 1375, establece que “se debe declarar toda operación económica, cualquiera sea su naturaleza, aún a título gratuito, concertada entre residentes en el país y quienes actúen en carácter de representantes de sujetos o entes del exterior”.

Se encuentran obligados:

  • Los representantes -cualquiera sea la modalidad de la representación- de las empresas del exterior.
  • Quienes intervengan en dichas operaciones en calidad de prestadores de servicios, tales como escribanos, bancos, mercados de valores, compañías de seguro, casas de cambio, entre otros.

Esta información debe suministrarse cuatrimestralmente a la AFIP. Con respecto al período comprendido desde el 1 de agosto pasado hasta el 31 de este mes, los datos deberán ser declarados durante enero de 2012.