Alcanzamos esta época del año donde los balances, las evaluaciones y los análisis de nuestros logros y objetivos cumplidos recobran importancia. Es por eso, que a propósito de nuestro décimo aniversario, este mes nos propusimos la temática de “Balances y Logros”.

 

Hacer un balance de nuestros logros, significa pensar no solo en nuestra área personal sino en nuestra área profesional ya que resulta imposible no evaluarnos ni repensar nuestros objetivos si no los elevamos al ámbito profesional, no sólo porque dependen de muchos de nuestros proyectos personales, sino porque también tenemos un círculo personal dentro de ese ambiente que compartimos y generamos, como es la cultura organizacional.

 

Además, las empresas deberían saber que identificar los logros individuales y grupales es muy importante para motivar a los miembros de su organización. Es un momento donde identificar cuáles son los aspectos que se han logrado y cuáles son los que requieren de seguir mejorando para comenzar una nueva etapa en la empresa.

 

Reuniones formales de equipo, evaluaciones individuales y de proyectos, son algunas de las acciones que más se utilizan en las empresas para establecer los logros personales, de equipo y organizacionales que nos llevarán a planificarnos los próximos objetivos.

 

Estas instancias de reunión también ayudan a reforzar la idea de trabajo en equipo, donde los valores y costumbres que cada uno aporta, se suman para lograr el mejor rendimiento de los proyectos, porque como se han mencionado en otras notas, el éxito de las empresas radica en los logros de cada equipo de trabajo y de cada persona por superar sus propias metas.

 

 Si para vos y tu empresa llego el momento de hacer balances y emprender nuevos caminos recordá que desde Kmp realizamos acompañamiento a las empresas en todas sus etapas y en múltiples áreas ¡contáctate con nosotros!

 

 

Autora: Noelia Maizel