A más de un año de sancionada la Ley 26844 de “Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares”, el Poder Ejecutivo ha regulado, a través del Decreto 467/2014 publicado el 16 de Abril en el Boletín Oficial, aspectos referidos a las modalidades de contratación, período de prueba y trabajo adolescente, entre otros.

Entre los puntos destacados también se encuentra la creación del Servicio de Conciliación Obligatoria para el Personal de Casas Particulares (SECOPECP) como instancia conciliatoria previa donde las partes “serán invitadas a solucionar la controversia y auxiliadas por el conciliador para explorar las alternativas que permitan alcanzar una justa composición de los derechos e intereses en conflicto”. A través de distintas audiencias, el SECOPECP buscará que las partes alcancen un acuerdo. De no lograrlo, queda expedita la acción ante el Tribunal de Trabajo para el Personal de Casas Particulares.

Por otro lado, el reglamento establece que:

  • los contratos de trabajo eventuales o de temporada, deberán ser celebrados por escrito así como también en el caso de que el objeto de contratación sea la suplencia de trabajadores por licencias legales o convencionales, deberá indicarse el nombre del trabajador.
  • La celebración continuada de contratos eventuales o plazos determinados, convertirá el vínculo en uno por tiempo indeterminado.
  • En cuanto al período de prueba, el empleador perderá la facultad de valerse del período de prueba cuando no registrare la relación laboral.
  • La contratación de menores de 18 años deberá celebrarse por escrito y registrarse ante la autoridad administrativa de trabajo competente y deberá contar con la autorización de padres o tutores. Además deberá incluir una cláusula, en el caso de que el menor no haya completado sus estudios obligatorios, en la que fije las obligaciones asumidas por el empleador con el objetivo de que termine sus estudios.
  • Al personal que labore más de 32 horas semanales para el mismo empleador, deberán abonarle las remuneraciones mediante la acreditación en una cuenta sueldo abierta a su nombre en entidad bancaria o en institución de ahorro oficial. Para el resto de los trabajadores será opcional. De todos modos, la norma aclara que en ambos casos los empleados “podrán exigir el pago en efectivo de sus remuneraciones”.
  • Con respecto a las vacaciones, se determinó la forma de pago y se estableció el período correspondiente para el caso en que el empleado no totalice los 180 días de trabajo.

Cabe destacar que si bien se reglamentó el artículo correspondiente a Riesgo del Trabajo, la obligación que tiene el empleador de suscribir un contrato de afiliación con la Aseguradora de Riesgos de trabajo, no entrará en vigencia hasta tanto la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT), la Superintendencia de la Nación (SSN) y la Administración Federal  de Ingresos Públicos (AFIP) dicten la normativa necesaria para adecuar el sistema estableció a las características de la actividad.

Si bien este Decreto ha sido el comienzo, aún quedan numerosos artículos pendientes de reglamentación por parte del Poder Ejecutivo Nacional.