Desde que el pasado 28 de octubre se hizo oficial el regreso del Cepo cambiario, las restricciones para el ahorro en Dólares han ido incrementando incesantemente.

En primer lugar, con el límite de compra establecido de 200usd mensuales por persona y el ya conocido “impuesto país” del 30% sobre compra y gasto de Dólares.

Luego, la Comisión Nacional de Valores (CNV) estableció un “parking” de cinco días hábiles a la compra de bonos, con el objetivo de limitar la operatoria de Dólar MEP (o bolsa) y CCL (contado con liqui). Esto quiere decir que aquellos que compraban títulos públicos en pesos para posteriormente venderlos en dólares, deberán mantener dichos títulos por cinco días, tomando como propio el riesgo que puede implicar la fluctuación de valores durante dicho plazo.

Recordemos que el dólar CCL hace referencia a la operatoria de comprar con pesos acciones o bonos que se coticen tanto en Argentina como Wall Street. El título se compra en el mercado local, en pesos, y se vende en Nueva York, en dólares.
Mientras que para el Dólar MEP o bolsa, se trata de una operación bursátil mediante activos que cotizan simultáneamente en pesos y en dólares. La operatoria consiste en adquirir en pesos el título y luego venderlo en dólares, que posteriormente se transferirán a la cuenta bancaria del inversor.
Esto quiere decir que aquellos que compraban títulos públicos en pesos para posteriormente venderlos en dólares, deberán mantener dichos títulos por cinco días.

Ahora, en una nueva instancia del plan del Gobierno Nacional para limitar el ahorro en dólares, el Banco Central hizo oficial una nueva restricción mediante la Comunicación A 7030.

En la misma, se establece que aquellos que operen dólar financiero (MEP o CCL) no podrán comprar “dólar ahorro” por un plazo de 90 días entre operación y operación. La misma suerte corre para el caso contrario, aquellos que compren mensualmente los 200usd no podrán comprar Dólar MEP o CCL hasta haya transcurrido el plazo indicado.
Esta restricción, limita principalmente a aquellos ahorristas que compraban los 200usd a valor “dólar ahorro” (el más barato del mercado) y luego compraban Dólar MEP o CCL para completar sus ahorros.
A partir de la fecha de publicación, por cada adquisición de dólares que se realice se deberá completar una declaración jurada donde se asegure el cumplimiento de la Comunicación A 7030.

La preocupación por la devaluación de la moneda, acompañado por el contexto de incertidumbre e inflación constante que vivimos, obliga a las personas a buscar maneras alternativas de ahorro dolarizado.

En KMP podemos ayudarte a repensar tu estructura de ahorro, analizando los costos y riesgos asociados, así como el impacto en tus impuestos personales.