Durante el día de hoy, el Jefe de Gabinete y el responsable de la AFIP, Ricardo Etchegaray, oficializaron la medida que permite la compra de divisas para atesoramiento, aunque las precisiones son escasas. La normativa establece no obstante una novedad: el recargo del 20% no regirá cuando la divisa adquirida sea depositada en una cuenta bancaria durante al menos un año.

A continuación les informamos los parámetros a tener en cuenta:

• Podrán adquirir divisas aquellos que perciban una remuneración superior a $ 7.200 mensuales; es decir que superen dos SMVM
• Serán sujetos pasibles de comprar divisas aquellas personas físicas, empleados en relación de dependencia, autónomos o monotributistas, que superen el mínimo mencionado.
• El tope de compra es de un 20% de los ingresos netos, como un máximo de hasta U$S 2000 por mes.
• Se deberá solicitar autorización a la AFIP, con clave fiscal, quien determinará el monto de dólares a adquirir.
• Se cobrara una percepción del 20% que pobra ser utilizada como pago a cuenta de Impuesto a las Ganancias y/o Bienes Personales.
Es importante destacar, que pueden adquirir moneda extranjera quienes viajen y aquellos que desean atesorar dinero. Una opción no invalida a la otra.
Por otra parte, la normativa precisa que en el supuesto de que la moneda extranjera adquirida y depositada se retire antes del plazo de un año, “la percepción se aplicará en oportunidad de su retiro de la cuenta bancaria”.
Ante cualquier inquietud, no dude en contactarse con nosotros.