Estas son sólo algunas de las razones de por qué los extranjeros prefieren nuestra tecnología:

1-    Productos y servicios de valor agregado

2-    Innovación y creatividad

3-    Infraestructura tecnológica de vanguardia

4-    Profesionales de excelencia

5-    Manejo de idiomas

6-    Conveniencia de Usos horarios respecto de USA y Europa

7-    Investigación Aplicada

8-    Alto nivel de emprendedurismo

9-    Versatilidad

10- Alta competitividad Precio- Calidad

Si a todas estas ventajas al exterior, le sumamos los beneficios locales que posee la actividad:

–   Los beneficiarios del presente régimen gozarán del beneficio de la Estabilidad Fiscal hasta el 31/12/2019.

–   Convertir en un bono de crédito fiscal intransferible hasta el 70% (setenta por ciento) de las contribuciones patronales que hayan efectivamente pagado sobre la nómina salarial total de la empresa con destino a los sistemas y subsistemas de seguridad social previstos en las leyes 19.032 (INSSJyP), 24.013 (Fondo Nacional de Empleo) y 24.241 (SIPA). Los beneficiarios podrán utilizar dichos bonos para la cancelación de tributos nacionales que tengan origen en la industria del software, en particular el impuesto al valor agregado (IVA) u otros impuestos nacionales y sus anticipos, en caso de proceder, excluido el impuesto a las ganancias. El bono no podrá utilizarse para cancelar deudas anteriores a la efectiva incorporación del beneficiario al régimen de la presente ley y, en ningún caso, eventuales saldos a su favor harán lugar a reintegros o devoluciones por parte del Estado y;

–   Desgravar el sesenta por ciento (60%) en el monto total del impuesto a las ganancias determinado en cada ejercicio, quedando una tasa efectiva del 14%.

–   Los beneficiarios no serán sujetos pasibles de retenciones ni percepciones de IVA y la AFIP expedirá constancia de no retención específicamente relacionada con el régimen.

–   El bono de crédito fiscal podrá aplicarse tanto para la cancelación del IVA, como del impuesto a las Ganancias (pero en este último caso únicamente en un porcentaje no mayor al porcentaje de exportación informado.) Asimismo, no será computable para la determinación de la ganancia neta en el Impuesto a las Ganancias.

–   Plazo de tres años desde la inscripción en el régimen para que los beneficiaros cuenten con la certificación de calidad

Hacen de la misma, una actividad sumamente atractiva y rentable…