Buscan extender por 5 años más los beneficios fiscales para el sector de la industria del software

Continúa avanzando en el Congreso el proyecto de ley que modifica el actual Régimen de Promoción de la Industria del Software –Ley 25.922-  extendiendo por cinco años los beneficios del régimen vigente que vencerán en 2014.

Recientemente, el 1ro de junio de 2011, la Cámara de Diputados otorgó media sanción y envió al Senado el proyecto para que sea transformado en ley. Esta iniciativa consta con el aval del Poder Ejecutivo, cabe recordar que la Presidenta anunció durante la entrega de los premios Sadosky del año 2009  -encuentro que organiza la cámara que agrupa a los empresarios y académicos del sector informático local (CESSI)- que el Gobierno enviaría un proyecto al Congreso para que las ventajas impositivas que consolidaron la expansión de los servicios informáticos en el país se prolonguen hasta 2019.

La industria del software y los servicios informáticos es una de las actividades de mayor crecimiento del país, tanto en facturación como en exportaciones y tiene un lugar muy especial en cuanto al rol absolutamente estratégico en el sector del desarrollo y el crecimiento de la Argentina. Sin dudas este crecimiento podría consolidarse si el Congreso aprueba la extensión que establece el proyecto de ley.

¿Por qué promocionar el software?

El objetivo principal del régimen de promoción de software Ley 25.922 es mejorar la competitividad de las empresas mediante el otorgamiento de beneficios fiscales, estimulando el desarrollo y dinamizando la industria del SSI en el país. Incentivando la inversión; fomentando la investigación y desarrollo (I+D); mejorando los estándares de calidad de productos y procesos; promoviendo las exportaciones y contribuyendo al incremento del empleo.

Se recuerda que para gozar de los beneficios otorgados es necesario acreditar normas de calidad ISO 9001:2008, y también uno de los requisitos sobre comercio exterior o I+D. En el caso de acreditar más del 3% de gastos en I+D deberán presentar una descripción detallada del proyecto de I+D y complementar con un cuadro de los gastos mensuales destinados a I+D y a las actividades promovidas, certificado por un contador público independiente y legalizado por el Consejo Profesional. En el caso de acreditar más del 8% de ventas en exportación de software deberán presentar fotocopias de la facturación por tal concepto y un cuadro detallado de los montos mensuales de las exportaciones promovidas y las ventas promovidas.